lunes, 19 de diciembre de 2016

PASTEL DE ATÚN AL ESTILO DE MI MADRE


Tal vez esta sea la receta a la que más cariño tengo. A mi memoria viene la imagen de mi madre preparándola, y sabía entonces que ese día era especial: había pastel de atún. Cada bocado que le pego me traslada inmediatamente a otra época, a algún momento de felicidad extrema. Esta exquisitez siempre estará presente en mi cocina. En mi mente. En mi historia...

Llevar a cabo una receta materna siempre es una tarea compleja, motivadora sí, pero sueles patinar en algún punto del camino porque falta "ese toque secreto" que las madres suelen tener. En mi versión se suman todos los componentes originales y algunos nuevos para intentar evolucionar el plato. Pero la esencia, el sabor, el aroma, mi madre están presentes en esta deliciosa maravilla.


Esta receta es ideal para reuniones familiares, para festejos con amigos, para ir zampándotelo día tras día, porque es suave, meloso y muy sencillo de preparar. Es vital tener ingredientes de buena calidad, aunque también es un plato que puede servir para aprovechar materia prima que deambule sin destino por neveras y despensas. La elección es únicamente vuestra.

Y ya sin más os dejo con el proceso. Nunca será igual que el de mi madre, no me voy a engañar. Pero se asemeja bastante. Y cada vez que lo preparo pienso en ella y en cómo me inculcó su pasión por la cocina. Así que va por ti, mamá. Tu pastel de atún sale a escena... ¡Mandiles arriba!

Ingredientes (4-6 personas)

3 latas de atún natural (desmigado)
1 kg de patatas
1 vaso de leche
3 huevos
1-2 cdas de salsa de tomate
Mantequilla y pan rallado (para el molde)
Mayonesa o Salsa rosa
Tomate y canónigos (para decorar)
Semillas de sésamo negro
Sal, pimienta y nuez moscada rallada 

Tiempo: 10 minutos + 40 de horneado

El puré de patatas

Pelamos las patatas y las cocemos en abundante agua con sal durante 30 minutos, o hasta que estén tiernas. NOTA: Es importante que el "borboteo" sea flojo, no que hierva a modo de jacuzzi. 

Sacamos, colamos y las pasamos por el pasapurés. 

Añadimos la leche, sal, pimienta negra molida y un poco de nuez moscada. E integramos bien todo. Probamos y rectificamos, si hiciera falta.

Ahora incorporamos las cucharadas de salsa de tomate (puede ser ketchup, si no tienes) y así daremos un tono de color rojo. Acto seguido los tres huevos y el atún bien desmigado a mano y colado. Removemos de nuevo. Y listo...

Horneado


Precalentamos el horno a 180º, con calor arriba y abajo. 

Untamos un molde de horno (tipo plumcake) con mantequilla y espolvoreamos pan rallado. Vertemos la mezcla y colocamos el molde en una fuente con agua (para que se nos haga la parte de abajo al baño maría

Dejamos cocinar unos 40 minutos. TRUCO: Para saber si está hecho introducimos una brocheta y si sale limpia es que está en su punto. Para que no se nos queme demasiado la parte de arriba se puede tapar con papel de aluminio y destapar 10 minutos antes, para que coja color.

Dejamos enfriar y desmoldamos con cuidado sobre una bandeja. 

Regamos generosamente con mayonesa o salsa rosa, colocamos en la cima unos brotes de canónigos bien lavados, unas rodajas de tomatitos cherry y por último unas semillas de sésamo negro. 

¡Que aproveche, hitchcookianos!

1 comentario: