domingo, 25 de marzo de 2018

SEIS RECETAS DE ARROZ (Y SUS PELÍCULAS)


Hoy os traigo un fantástico recopilatorio de recetas con arroz. Un universo infinito donde este cereal cobra el protagonismo total y se deja acompañar de secundarios de auténtico lujo. 

Ideas con arroces hay millones que yo os resumo en seis, para que vuestra imaginación y talento culinario vuelen hasta donde quieran. Y para alegrar la velada, cada receta viene de la mano con su propia comparación cinematográfica. Cine y cocina juntos, ya sabéis. Este es el espíritu... 

Así que sin más dilación, os paso a presentar a las auténticas estrellas. Un elenco de lo más variado y nutrido, con sabores exóticos y clásicos, con cocciones cortas y largas, con diferentes técnicas de cocinado y sobre todo, con muchas ganas de abriros el apetito. Esto arranca ya. Así que nosotros a lo nuestro y empezamos siempre con los... mandiles arriba! 

ARROZ CON CALAMARES EN SU TINTA
Película comparada: "Gigante" (George Stevens, 1956) 
Sinopsis: Un clásico fundamental de nuestra cocina, donde unos calamares frescos chapotean en un fumet de pescado con tinta. Al final encontrarán el tan preciado oro negro...



ARROZ CON RAPE, LANGOSTINOS Y ALIOLI CASERO
Película comparada: "Lawrence de Arabia" (David Lean, 1962)
Sinopsis: El desierto es el telón de fondo para confeccionar esta receta de arroz en paella. Los personajes del rape y los langostinos vivirán una enorme y épica aventura culinaria.



ARROZ CON POLLO AL ESTILO ETÍOPE
Película comparada: "Memorias de África" (Sidney Pollak, 1985)
Sinopsis: Un romance en toda regla entre el arroz y el pollo bajo el cielo africano. Aromas exóticos, paisajes de ensueño y especias dando vida a una de las grandes historias de amor del celuloide.



ARROZ A LA CUBANA CON PLÁTANO FRITO
Película comparada: "El padrino. Parte II" (Francis Ford Coppola, 1974)
Sinopsis: Los aromas cubanos de los viajes de Michael Corleone se dan cita en este clásico del cine y la cocina. Todo casero, artesanal, como la familia... 



ARROZ CON ALCACHOFAS Y COLIFLOR MORADA
Película comparada: "El mago de Oz" (Victor Fleming, 1939)
Sinopsis: Nada como el hogar, decía Dorothy. Pues aquí cocinamos con productos de la tierra para luego obtener un plato vistoso y de fantasía. Sigue el camino de baldosas amarillas...



ARROZ NEGRO CON SEPIA
Película comparada: "El gran carnaval" (Billy Wilder, 1951)
Sinopsis: Todo se tiñe de negro en este drama periodístico donde un hombre atrapado acaba siendo la atracción del populacho. Una historia sobre los oscuros deseos humanos...




¡QUE APROVECHE, HITCHCOOKIAN@S! 


martes, 20 de marzo de 2018

ALBONDIGAS DE BACALAO CON COCO (Receta de mar y playa)

Hay otra forma de comer bacalao. Realmente hay docenas de formas, pero estas albóndigas de bacalao con coco son todo un hallazgo culinario. Súmale a su vistosidad y su sabor, la extrema facilidad de preparación y tendrás un plato o un entrante que descolgará mandíbulas de la admiración.

Yo te doy pautas de ingredientes para que cates esta delicia, pero deja volar la imaginación y juega con las especias y las hierbas aromáticas. Aquí las reglas solo las pone una persona: tú. Pero verás que la alianza del bacalao y el coco es algo sorprendente. Una suerte de "mar y playa"...

Se acerca la Semana Santa y con ella las redes se inundan de recetas de bacalao por todas partes. Sáltate la rutina y prepara estas albóndigas para disfrute de tu paladar y el de otros. ¿Te animas? Pues ya sabes qué hacer... ¡Mandiles arriba! 


INGREDIENTES (4 personas)
  • 500 g de bacalao desalado
  • 200 ml de leche
  • 50 g de pan duro
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas soperas de leche de coco
  • 3 cucharadas soperas de coco rallado
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla morada
  • 1/2 manojo de cilantro fresco
  • Sal, pimienta negra y aceite de oliva Virgen Extra

Tiempo: 10 minutos + 30 minutos del reposo

ELABORACIÓN

Remojamos el pan duro en la leche y lo escurrimos bien. Lo colocamos en un bol grande.


Picamos finamente el bacalao desalado (y sin espinas ni piel, faltará más), la cebolla, el cilantro y el ajo. Lo añadimos al bol.

Incorporamos el huevo, la leche de coco y el coco rallado. Salpimentamos al gusto y removemos. Tapamos con papel film y dejamos reposar la mezcla 30 minutos en la nevera.



Cogemos pequeñas porciones y formamos las albóndigas.

Freímos en una sartén con aceite caliente (o en la freidora) y sacamos a papel absorbente. NOTA: Mejor por tandas.

Emplatamos individualmente y decoramos con una ramita de eneldo.

CONSEJOS
  • Queda muy bien como aperitivo y no necesita salsa alguna, a mi juicio. Son muy jugosas y hay que disfrutar del contraste del pescado con el coco. Una salsa se lo podría llevar por delante.
  • También puedes prepararlas con salmón o merluza. 
  • Si no te gusta el cilantro prueba con perejil, eneldo o incluso con hierbabuena.



¡Que aproveche, hitchcookian@s!

martes, 13 de marzo de 2018

TORTA-TAKI DE SALMÓN CON PURÉ DE GUISANTES Y MERMELADA DE FRESAS (Inés Rosales)

He ideado y perpetrado esta receta para el concurso "El Chef de Las Tortas" organizado por Inés Rosales y aceite Oleoestepa. Cuando piensas en conjugar sabores y texturas con materias primas ya establecidas hay que dejarse llevar por la intuición y por tu paladar - que al final es el que lo va a degustar -. Y hete aquí que me sobrevino darle un toque oriental a esta clásica tosta de Aceite de toda la vida. La mezcla de aromas parecía interesante...

Ya metidos en faena asiática decidí lanzarme con el salmón (uno de los reyes del mar) y cocinarlo en modo de tataki.  El tataki es una técnica que consiste básicamente en macerar previamente el producto - carne o pescado - y luego cocinarlo levemente en la sartén. Ese toque casi crudo del pescado, con toda la potencia de la soja y el jengibre, el frescor de un puré de guisantes aromatizado con hierbabuena y un chizpazo final de dulzor extra con la mermelada de fresas, son unos grandes actores secundarios de la gran estrella: la torta. En este caso una Torta-taki.

Sin más dilación os paso a enseñar el proceso que seguí para esta sorprendente combinación de sabores de siempre con latigazos orientales. Un bocado de lo más original y sencillo de recrear. Una sorpresa en boca. Un lujo para la vista. Una torta diferente... ¡Mandiles arriba! 


Ingredientes 

  • 4 tostas de aceite Inés Rosales 
  • 2 lomos de salmón limpios
  • Sésamo tostado 
  • Mermelada de fresas 
Para el macerado
  • 3 cucharadas de Salsa de Soja
  • 1 trozo de jengibre fresco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolleta 
  • Pimienta blanca
Para el puré de guisantes
  • 200 g de guisantes congelados 
  • 1 patata cocida 
  • 1 cebolleta
  • Hierbabuena fresca 
  • Aceite de Oliva Virgen Extra Oleoestepa
  • Sal y pimienta negra 
MACERANDO EL PESCADO

Le pedimos a nuestro gentil pescadero que nos dé unos lomos ya bien limpios sin piel ni espinas. En cualquier caso siempre conviene repasar en casa la materia prima para asegurarnos que no hay rastro alguno de ellos. El bocado debe ser nítido...

Ponemos en un bol amplio o en un tupper todos los ingredientes del macerado. NOTA: En este punto se podría añadir algo de azúcar o miel pero al ir en una tosta Inés Rosales y la mermelada ya tendrá bastante dulzor. Removemos bien y metemos el pescado. Debe estar bien cubierto. Lo metemos en la nevera durante 2 horas y le iremos dando la vuelta cada 20 minutos, para que penetre todo el macerado en toda la carne.

EL PURÉ DE GUISANTES

Cocemos por un lado la patata con piel hasta que este blanda. Refrescamos y pelamos.

En otro cazo hervimos agua y cocemos los guisantes. Unos 6-7 minutos. Colamos.

En ese mismo cazo calentamos un par de cucharadas de aceite y sofreímos la cebolleta picada en brunoise (trocitos pequeños). 

Añadimos los guisantes y la patata cocida y pelada. Damos un salteado y vamos aplastando con un tenedor o un prensa patatas. Salpimentamos al gusto. Vertemos aceite de oliva Virgen extra hasta obtener una pasta (una especie de guacamole) pero que mantenga trozos, la idea no es hacer un puré fino sino rústico, que nos deje notar el guisante en boca y la personalidad del aceite.

Por último picamos un poco de hierbabuena y lo añadimos al puré. Mezclamos y reservamos.

CULMINANDO EL PLATO

Ponemos a calentar una sartén al fuego sin aceite. Sacamos el pescado del macerado y lo rebozamos por sésamo tostado (ajonjolí´).

Cocinamos en la sartén a fuego vivo durante 20 segundos por cada lado. Sacamos y "loncheamos" en tiras de 1 o 2 centímetros. 

Disponemos las tortas de oliva Inés Rosales y untamos generosamente con el puré de guisantes y hierbabuena. Colocamos encima una hilera del tataki de salmón y regamos con un poco de mermelada de fresas. 

¡Que aproveche, hitchcookian@s!


martes, 6 de marzo de 2018

LOMO DE SALMÓN ESTILO THAI

Como buen amante del salmón que soy siempre ando a vueltas para indagar nuevas preparaciones y cocciones. Y si a esto le sumamos mi pasión exacerbada por las especias y los sabores exóticos, el resultado no puede ser otro que un buen macerado para catapultar el sabor del pescado a otra dimensión culinaria.

En esta ocasión vamos a dar un buen baño a unos lomos de salmón fresco con todo un surtido de ingredientes orientales. La idea es dejarlo toda la noche para que los aromas entren bien en el pescado y nos otorguen ese toque maravilloso de la cocina thai. Acompañamos la jugada con un sencillo y aromático arroz basmati para que cada bocado sea puro placer. ¡Mandiles arriba! 



INGREDIENTES (2 personas)

  • 2 lomos de salmón fresco
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de Salsa de Ostras
  • 1 trocito de jengibre fresco picado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • Cilantro fresco
  • Sésamo tostado
  • Ralladura de limón
  • Arroz basmati (150 g) 
Tiempo: 20 minutos + 2 horas (como mínimo) del marinado


EL MARINADO 

Mezclamos en una bandeja amplia (para que nos entren bien los lomos de salmón) la salsa de soja, la salsa de ostras, el jengibre y los dientes de ajo picados, la miel y el azúcar. Removemos bien con unas varillas o una cuchara para disolver la miel y el azúcar. 

Colocamos el salmón y lo cubrimos bien con la marinada. Tapamos con papel film y dejamos reposar en la nevera 2 horas como mínimo aunque siempre es conveniente toda la noche, para que así los sabores se mezclen y penetren bien en el pescado.

COCCIÓN

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo.

Colocamos la bandeja con el salmón ya marinado y horneamos 8 minutos.

ARROZ BASMATI

El truco del arroz basmati es enjuagarlo bien antes de cocinarlo. Habrá que darle varios "lavados" con agua fría para que suelte todo el almidón y el agua salga como debe, es decir: transparente. 

Echamos el arroz en una olla y le añadimos los aromatizantes: anís estrellado, cardamomo, laurel... Salpimentamos y añadimos el agua. NOTA: 1 parte de arroz por 1 parte 1/2 de agua (450 ml) Ahora el truco importante: cubrimos con la tapa y llevamos a ebullición, cuando rompa el hervor bajamos el fuego y dejamos cocinar SIN LEVANTAR LA TAPA durante 8-10 minutos.

Retiramos las especias y removemos con cuidado con un tenedor para separar los granos.

EMPLATADO

Colocamos una cama con el arroz basmati y sobre ella disponemos el lomo de salmón. Regamos bien con la salsa y espolvoreamos sésamo y cilantro fresco picado. Por último rallamos un poco de la corteza de limón sobre el plato y listo. ¡Que aproveche, hitchcookian@s! 

lunes, 26 de febrero de 2018

CREMA DE ROMANESCU Y NUECES (Free Meat Monday)

Un nuevo Free Meat Monday nos trae una receta sana, nutritiva y de lo más agradecida. Para la ocasión vamos a preparar una crema de romanescu y nueces de manera rápida y sencilla. Una cena saludable con el mínimo esfuerzo.

El romanescu es un híbrido entre la coliflor y el brócoli. Sorprende su forma, casi extraterrestre, y su bonito verdor. Es una pieza que está de temporada y contiene buenas dosis de potasio, fósforo y muy bajo valor calórico. Si a esto le sumamos las Nueces de California, conseguimos un plato de lo más completo y cargado de elementos positivos para nuestro organismo.

Tiempos de frío nos obligan a pensar en platos de cuchara, y esta crema es una solución muy simple para arreglar una cena ligera o para un primer plato de la comida. Luego tú la "tuneas" a tu antojo, yo únicamente te muestro el camino, hitchcookian@... ¡mandiles arriba!



Ingredientes (4 personas)

  • 500 g de Romanescu
  • 150 g de patata 
  • 60 g de cebolla
  • 60 g de puerro
  • 60 g de zanahoria 
  • Nueces de California (20 gr por persona)
  • Sal y aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 litro de agua o caldo de verduras 
Tiempo: 50 minutos


Elaboración de la receta

Limpiamos y troceamos los vegetales. Sacamos los "arbolitos" del romanescu. 

Ponemos una olla al fuego con un poco de aceite de oliva. Sofreímos la cebolla, el puerro y la zanahoria unos minutos, para que se hagan ligeramente. 

Incorporamos el romanescu y la patata. Removemos unos 2 minutos. 

Añadimos el líquido (agua o caldo, o agua con una pastilla de caldo) y sazonamos al gusto. Llevamos a hervir y dejamos que se cocinen todas las verduras hasta que estén tiernas. Unos 40 minutos. Pero bastará con sacar un trocito de romanescu y comprobar su textura. 

Dejamos enfriar unos minutos y trituramos con la batidora. Pasamos la crema por un colador chino. NOTA: Podéis triturar en Thermomix durante 1 minuto velocidad progresiva 5-7-9.

Servimos caliente o templada con unas Nueces de California ligeramente machadas por encima para darnos un buen toque crocante al final. ¡Que aproveche, hitchcookian@s!