jueves, 2 de marzo de 2017

HAMBURGUESA HITCHCOOK CON AGUACATE Y SALSA PICANTE

Desde Casa Gutier me hicieron llegar un surtido de su fantástico producto, entre la variedad se encontraban unas hamburguesas, que enseguida catapultaron mi imaginación hacia el terreno de los platos a cámara rápida. Fantasioso como soy con los aromas, los sabores con personalidad y la potencia en boca, decidí "tunear" esta hamburguesa aprovechando ingredientes sin rumbo ni destino en mi nevera. 

El resultado fue y es este bocado majestuoso donde un sinfín de sensaciones estallarán en tu paladar. La jugosidad de la carne se entremezcla muy bien con estos actores y actrices secundarios. Pero, como siempre os digo, tirad de vuestra imaginación. Pensad bien la mezcla de sabores dulces, picantes, cítricos, ácidos... y dadle vuestro toque personal. Tirad de la despensa y rodead este gran producto cárnico con la materia prima que os pida el cuerpo y conviértete en un auténtico #meatlover.

Desencajad las mandíbulas, que nos ponemos... ¡Mandiles arriba!


Hamburguesa con aguacate, cebolla, champiñones y salsa picante

Ingredientes (2 personas)

  • 2 hamburguesas de Casa Gutier 
  • 1/2 aguacate (de buena calidad)
  • 1/2 cebolla morada 
  • 4 champiñones 
  • 2 cdas de Salsa de Soja
  • 1 cda de azúcar moreno
  • 2 lonchas de queso (a tu gusto)
  • Salsa picante 
  • 1 poco de zumo de lima
  • 2 hojas de lechuga de roble
  • Sésamo de wasabi (opcional)
  • 4 panecillos de hamburguesa
  • Patatas fritas
  • Aceite de oliva
Tiempo: 15 minutos

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lavamos y secamos bien los champiñones. Los laminamos en rodajas, vigilando que nuestro dedo de apoyo permanezca ileso. Cortamos en aros la cebolla morada.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva. Añadimos los champiñones y la cebolla y los freímos bien por ambas caras. Vertemos la salsa de soja y el azúcar y damos un rápido salteado para que se caramelice ligeramente. Reservamos. 

En otra sartén o en una plancha con un poco de aceite de oliva vamos a ir cocinando las hamburguesas. Aquí el tema de siempre: el punto. Dependerá de vuestro gusto, ni más ni menos. A mí me gusta la carne cruda a rabiar, así que las tuve un minuto y medio por cada lado. 

Cuando doremos una cara, colocamos una loncha de queso y dejamos que se funda con el calor.

Partimos el aguacate por la mitad y vaciamos con ayuda de una cucharilla una de las mitades (la otra mitad nos puede servir para un Salmón con mayonesa de aguacate y ensalada mexicana, por ejemplo). Cortamos unas tiras gruesas, necesitamos sentir su frescor en boca...

Para las patatas fritas echa un vistazo a mi receta de Fish & Chips para aprender a prepararlas de forma casera y obtener un resultado jugoso y crujiente.

Tostamos ligeramente los panecillos en la sartén. En la base colocamos una hoja de lechuga de roble (bien lavada y secada), sobre ella la hamburguesa con el queso fundido, encima la cebolla y los champiñones caramelizados, el aguacate regado con un poco de zumo de lima y coronamos esta joya con nuestra salsa picante favorita y sésamo de wasabi. Casi nada... 

¡Que aproveche, hitchcookian@s! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada