miércoles, 16 de septiembre de 2015

TAQUITOS DE ATÚN SOBRE CAMA DE VERDURAS

Cena a cámara rápida en camino. En esta ocasión vamos a secundar a la gran estrella protagonista (el atún) con un surtido de personajes secundarios sanos y variopintos: verduras. La clave de este plato está en la exacta textura del atún, para que se deshaga en el paladar y en aliñar bien el acompañamiento. De esa forma tendremos en cada bocado todo un universo de matices y crujientes. Se trata de una receta muy completa y altamente digestiva para alegrar las cenas, que sé que son momentos de pereza culinaria y aquí pretendemos motivarte: por la vista y, sobre todo, por el gusto. ¡Mandiles arriba!

Ingredientes (2 personas)

2 lomos de atún fresco
Tomatitos cherry variados
1 manojo de espárragos trigueros
1-2 zanahorias
1 puerro (parte blanca)
1 cebolleta
1-2 dientes de ajo
Jengibre fresco
Sésamo (Ajonjolí)
Aceite de sésamo (o de Oliva)
Sal y pimienta negra
Salsa de soja (opcional)

Tiempo: 15 minutos





El salteado de verduras

Lo primero de todo es dejarnos toda "la materia prima" lista para salir a escena. Así ahorramos tiempo, que de eso se trata.

Lavamos los tomatitos cherry los cortamos por la mitad.

Cortamos la base de los espárragos verdes (que es más leñosa) y los troceamos en tres partes.

Picamos en juliana la cebolleta. Picamos muy finos los ajos y el jengibre. NOTA: Recuerda que para pelar con comodidad el jengibre la mejor técnica es utilizar una cucharilla de café y raspar la corteza. 

Pelamos las zanahorias, las lavamos y secamos, y las troceamos en tiras finas. Con todos los personajes secundarios listos, vamos a poner la cámara a rodar o la sartén a calentar.

Para ellos calentamos aceite de sésamo (o de oliva, si no tienes) en un wok o sartén. NOTA: Mejor añadir el ajo con el aceite aún frío, cuando se dore añadimos la cebolla y así evitamos que se queme.


Vamos incorporando las verduras, las salteamos a fuego vivo removiendo constantemente. Salpimentamos al gusto, o si lo prefieres, añade un poco de Salsa de soja como sazonador.

El atún.

Puedes marinar el atún previamente (aquí te dejo una RECETA) pero esto va de cocinar rápido, así que lo salpimentamos por ambas caras. Ponemos una plancha a calentar con un poquito de aceite. Cuando esté caliente añadimos los lomos de atún y los cocinamos 1 minuto por cada lado. Queremos conseguir una corteza por fuera pero que el interior nos quede sonrosado. Es el efecto buscado...



Lo sacamos y lo troceamos en taquitos, para que el primer impacto visual sea el interior maravilloso del nuestra estrella protagonista. 

Emplatamos. Colocamos una cama de verduras salteadas en el plato y encima disponemos unos taquitos de atún, así, con gracia, que sé que la tenéis. Espolvoreamos un poco de sésamo negro por encima y podemos acompañar de un cuenco con salsa de soja o teriyaki. ¡Que aproveche, hichcookian@s! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario