viernes, 20 de noviembre de 2015

JUDÍAS VERDES CON PURÉ DE PATATAS Y POLVO DE JAMÓN

Hoy vamos a dejarnos inspirar por Don Karlos Arguiñano para "darle una vuelta" a un clásico de toda la vida. Pocos hogares no habrán sucumbido a esta receta tradicional, tan deliciosa como sana, tan de la infancia. Nos invaden recuerdos de ver a nuestras madres o abuelas pelando judías y ahora es el momento de homenajear ese culinario "flashback" y mostrarlo de una manera distinta. En esta ocasión montamos un plato de judías verdes con puré aromatizado y lo decoramos y potenciamos con un fantástico polvo de jamón. No es cocina de vanguardia, es lo de siempre visto con otros ojos. Espero que lo disfrutéis. ¡Mandiles arriba!


Ingredientes (2 personas)
  • 500 grs de judias verdes 
  • 4 patatas 
  • 2 dientes de ajo
  • Taquitos de jamón ibérico  
  • Perejil fresco
  • 1 cda de pimentón dulce o picante (el mío, cómo no, de Candeleda)
  • Agua para cocer
  • Aceite de Oliva Virgen Extra
  • Sal y pimienta negra molida
Tiempo
  • 45 minutos
Primeros pasos: judías y patatas

Lo primero es limpieza del producto, así que vamos a ello, con esa paciencia materna que siempre hubo a la hora de pelar judías. Les cortamos las puntas (muy de peluquería) y las hebras de los laterales y las troceamos para luego cortarlas por la mitad. De ese modo nos queda una judía más fina y elegante a la hora de comer.

Las ponemos a cocer con agua. Cuando estén tiernas, las colamos y reservamos.

Lavamos las patatas y las ponemos a cocer con agua y sal durante 30 minutos. O hasta que veamos que están tiernas. NOTA: Para cocer las patatas partimos de agua fría (así se hacen al mismo tiempo) y siempre-siempre con un borboteo leve. Una cosa hecha.


El puré de patatas

Colamos las patatas, dejamos que se enfríen y las pelamos. Las troceamos y las trituramos por el pasapurés.


En una sartén, añadimos un 2-3 cucharadas de aceite de oliva y freímos los ajos laminados. Cuando estén dorados los retiramos. Apartamos del fuego la sartén e incorporamos el pimentón (de ese modo no se nos quemará, al no estar al fuego) Removemos y vertemos ese aceite aromatizado sobre las patatas machacadas. 

Añadimos perejil fresco picado y mezclamos bien. Salpimentamos y listo.


Ya sólo nos queda hacer el polvo de jamón. Ponemos en un plato un trozo de papel de cocina o papel de horno, colocamos encima las virutas o lonchas de jamón y cubrimos con otro trozo de papel. Lo cocinamos en el microondas durante 1 minuto y medio a máxima potencia. NOTA: Habrá que ir vigilando, la idea es que al atemperarse se quede crujiente.

Pasamos el jamón por la batidora o por el robot de cocina para obtener un polvo o una arena deliciosa. Ya lo tenemos todo, ahora queda montar la película.

Emplatado

Con ayuda de un aro de emplatar extendemos el puré de patata sobre la base, apretando bien por los lados para que mantenga la forma a la hora de desmoldarlo. Colocamos encima las judías verdes y espolvoreamos el polvo de jamón

Decoramos con las láminas de ajo frito y culminamos rociando un poco de aceite de oliva Virgen Extra por la verdura y el plato. Un plato de toda la vida, mostrado de una forma diferente. ¡Que aproveche, hitchcookian@s! 



1 comentario:

  1. Qué buenta pinta! No se me había ocurrido nunca lo de combinar judías verdes con puré de patatas, pero es otra forma de comer la verdura hervida, el "bullit" como lo llamamos en mi casa. Lo prepararé la próxima vez para mis pequeños, a ver si se animan a comer la verdura con más ganas ;)
    Laia

    ResponderEliminar